Nadie libera a nadie,
Nadie se libera solo,
Los hombres se liberan en comunión.
Pedagogía del Oprimido,  Paulo

La magia de Jucuarán, Usulutan, El Salvador 2015

 La luz que para los educadores de la Escuela Normal, nació en Ocotepeque en marzo  2014, que significó un despertar de la conciencia social, se fortaleció en el encuentro de La Esperanza en mayo de 2015 donde se asistió como equipo “Amigos de Paulo Freire de Ocotepeque”, se consolidó con el encuentro de Jucuarán en diciembre de 2016. El talento dramático que se expresó en La Esperanza, se perfeccionó en Jucuarán mediante la presentación de la obra “Mimetismo XXI” la que permitió una mayor integración de las distintas capacidades de los miembros de Amigos de Paulo Freire en la construcción de un proyecto colectivo.

La bondad de la gente de Jucuarán, en particular de Ofilio, Nancy y su equipo, la naturalidad de las representaciones locales, el trabajo intenso y provocador de Luis Benítez, Néstor Moreno, mediante el teatro foro, el humor y la originalidad de Mónica Bravo, el aporte vital de cada uno con la riqueza de las experiencias compartidas, el amor infinito, soñador e inigualable de Ilse, unidas a la magia encantadora de las playas de El Espino, permitieron al equipo un enriquecimiento muy particular en la  interiorización y compromiso en torno a la filosofía de Freire.

Lo más trascendente de Jucuarán fue la valoración de la riqueza que aporta el teatro foro o teatro del oprimido como metodología para reflexionar sobre diferentes situaciones de opresión a que somos sometidos, las relaciones de poder intrínsecas y los posibles caminos para liberarnos de las mismas. Esas experiencias han tenido un notable impacto en la conciencia individual y el trabajo colectivo de “Amigos de Paulo Freire”.

Nuestras mentes quedaron impactadas con las imágenes vívidas de Jucuarán, cuando en la presentación final de la obra, en medio de los espectadores se encontraban las víctimas de un episodio de la vida real, en el cual una familia había vivido el trauma que significa el bulling estudiantil, que había sido representado en la obra.

No hay duda que el teatro foro nos ha conmovido por el potencial que tiene para el análisis profundo y crítico de la realidad social mediante técnicas interactivas y populares, el papel que juega cada individuo como actor social, la reflexión sobre las condiciones imperantes y la elaboración colectiva de respuestas a la problemática representada mediante la participación de los espectadores como protagonistas del drama.

Jucuarán significó en muchos sentidos un nuevo despertar: reflexionar en relación al impacto del conflicto armado que se produjo en El Salvador, sus secuelas y la reconciliación a partir de la recuperación  de la memoria histórica por medio de la palabra expresada por sus protagonistas, para no repetir ese episodio doloroso de la historia reciente.  Por otra parte, en Jucuarán en un momento especialmente emocionante Carlos Cuestas hizo la primera presentación de “Archivo Vivo” como una “plataforma de intercambio de experiencias adquiridas en el campo de la paz, de la justicia restaurativa y la educación superior con un enfoque de Paulo Freire…” allí se acordó proceder a sistematizar las distintas experiencias con el fin de subirlas al “Archivo Vivo” y que estén disponibles para todos Finalmente después de cuatro días altamente productivos nos comprometimos a ejecutar los distintos proyectos planificados para el año 2016 e inspirados en la filosofía de Freire.

 

 Amigos Paulo Freire Ocotepeque

 

 
 
 
 
 
 
 
 

Arte Fotográfico: Luis M. Benítez Páez, (Lucho) Colombia